Hipnosis Clínica

Desde el psicoanálisis la hipnosis clinica fue un método curativo consistente en la búsqueda de traumas psíquicos de los pacientes bajo estado hipnótico inducido. Es a través de órdenes, o sugestiones, que el terapeuta pide al paciente que abandone sus síntomas o hábitos.

 

Hoy en día, la hipnosis es una disciplina científica muy consolidada. La hipnosis clínica en sí misma está basada en una modalidad vincular de relación bipersonal o multipersonal, y debemos verla también como una forma de comunicación. Una forma de comunicación donde el terapeuta se comunica con el mundo de su paciente, a través de vivencias que provoca en él por medio de la palabra. Tomando como elemental punto de partida el comunicar en primer término sensaciones de reafirmamiento, de seguridad, de cuidado, consideración y respeto. De este modo a través de esa relación de comunicación, permite que el paciente atenúe sus mecanismos de defensa de vigilia y se permita alcanzar un estado de intensa serenidad física y mental, de tranquilidad, un profundo estado hipnótico al volcarse sobre sí mismo.

 

Hay  muchos  mitos  sobre  la Terapia de Hipnosis  Clinica  causados  por  la  TV y las  peliculas.  La  hipnosis  clinica no  es  una especie  de acto  magico  que  hace "milagros express".

 

En trance  hipnotico  no  se  duerme, no se  pierde  el  control de uno mismo. No  se  trata  de  interrogatorios  tipo  policial, tampoco  de ordenar  imperativamente  lo  cual  seria totalmente  contra indicado  .

 

La  hipnosis  clinica  atiende  en lo  basico la mente  subconsciente  en  busca  de  saber  las  reales  causa  de  los  problemas  psicologicos.

 

No  siempre  el afectado  sabe  las  reales  causas  conscientemente.

Una  sola  consulta  por  lo  general  no  es suficiente, pero  es muy  util.

 

La  Terapia de Hipnosis  Clinica es muy  efectiva en:

Depresiones, Obesidad, Anorexia, Bulimia, Crisis de Pánico, Fobias,  Problemas de Personalidad,  Sexualidad, Drogas (requiere entrevista especial) - Autoestima

 

Sintomas  similares  no  siempre  tienen la misma causa. Cada  persona es un mundo  propio individual mental. 

Cada sesión de hipnosis se puede dividir en tres fases, la inicial o de preparación, donde se ayuda al paciente a relajarse e inducir el estado hipnótico; la segunda, sugestión propiamente dicha, donde se le da las indicaciones sobre cómo actuar ante la situación problema; y la tercera, en la que se le ayuda a salir del estado hipnótico.

 

Veámoslas con más detenimiento:

  1. Fase de preparación: las sesiones hipnóticas se inician con una fase de relajación profunda, para ello existen varias técnicas, de contracción/relajación o a través de visualizaciones. Tras eso se le induce el estado hipnótico a través del conteo hacia atrás, la escalada de la montaña o el acceder a un lugar imaginario donde nada malo le puede suceder.

  2. Fase de sugestión: una vez alcanzado el estado deseado se le da al paciente una serie de indicaciones a modo de órdenes, sencillas y directas, de fácil cumplimento, que serán tenidas en cuenta cuando surja la situación problema que se está tratando.

  3. Fase de finalización: se saca al paciente del estado hipnótico, utilizando el procedimiento de inducción en sentido contrario, conteo hacia delante, bajada de la montaña o salida de lugar especial.

CENTRO DE PSICOLOGÍA INTEGRAL - CENTRO BARUCH

Avenida Libertador General Bernardo O'Higgins 335 Of. 101 A - Santiago Centro - Metro Universidad Católica

  • Blanco Icono de Instagram
  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus